Tag Archive | "Hallazgos Perú"

Plantas en condiciones de estrés: ¿Qué hacer?

Plantas en condiciones de estrés: ¿Qué hacer?

metales-estres-plantasFuente: Periódico el Agro /Edición 24.

Es muy importante destacar los avances en extracción de Hormonas, Péptidos, Vitaminas y algunos elementos y productos del metabolismo secundario en algas y plantas del desierto extremadamente estresadas, para la producción y formulación de activadores naturales.

¿Qué puede causar estrés en un vegetal?

Casi todas las practicas agronómicas que obligan al monocultivo, entre muchas otras; manejo del suelo, siembras profundas o superficiales, riegos, densidades, trasplantes, podas, exceso de agua,  eficiencia de agua, aplicación de fertilizantes químicos y aplicación de pesticidas, sin embargo, el clima el que más puede afectar la producción por estrés, al afectar el metabolismo normal y su expresión genética, entre otros factores; vientos, inundaciones, sequía, altas temperaturas, bajas temperaturas, diferencias de temperaturas día-noche, granizo, lluvias en exceso o muy fuertes, largos periodos de sequía, lluvias muy cortas y en fin cambios bruscos del clima en fases del crecimiento y desarrollo sensibles como; emergencia, macollamiento, formación de primordios, floración, polinización y desarrollo de frutos u órganos productivos.

Al cultivar una planta, es decir colocarla agronómicamente en un sistema productivo, por su competencia inter-específica y por el monocultivo creado se hace más susceptible a virus, bacterias, hongos, ácaros, insectos, y por supuesto a todo tipo de plantas espontáneas que crezcan a su alrededor.

¿Cuál es el proceso que sufre el vegetal en estrés?

Los vegetales en general y las plantas cultivadas en particular, reaccionan de manera distinta a factores bióticos y abióticos, es decir hay plantas codificadas genéticamente y cuyo metabolismo las hace muy resistentes al estrés biótico y/o abiótico, ejemplos clásicos, la caña de azúcar y la piña, son muy resistentes. Por otro lado hay cultivos muy sensibles, pues su susceptibilidad al estrés es marcado, como por ejemplo, la producción de rosas, el algodón y muchos frutales y hortalizas.

Cuando un factor o mezcla de factores produce estrés, en general sucede lo siguiente: La planta debe cambiar de manera obligada de metabolismo; activando sistemas de defensa, lo que per sé, afectará llegar a su potencial de rendimiento, hay un gasto de energía que no se debería dar en condiciones normales.

¿Cómo se puede manejar el estrés de las plantas causado simultáneamente por factores bióticos y abióticos?

El más efectivo sistema es, la búsqueda de materiales genéticos más resistentes y mejor adaptados, en donde la biotecnología tiene mucho que aportar y ya presenta ejemplos y avances muy importantes, uno de ellos es la transformación genética de la papaya en la isla de Hawái, Estados Unidos, donde después de 6 años de investigaciones e inversión, se logró transformar a una nueva variedad resistente al virus de la papaya y así salvar el 80% de la producción que se había extinguido.

El sistema más recomendado y el lamentablemente menos usado es el “MIC”, manejo Integrado del Cultivo, que simplemente pide integrar de manera racional todas las herramientas disponibles de manera racional y alternada sin depender de unas pocas herramientas que llevarán a poca efectividad y mas susceptibilidad. La Agricultura Limpia, el sistema más moderno y aplicado en países muy avanzados en producción como Holanda, Alemania, Israel, Nueva Zelanda y Canadá entre

Otros, tiene como principio el “MIC” pero adicionalmente aboga por el “BIA”, Bajo Impacto Ambiental y busca un marco “AISE” o un Alto Impacto Social y Económico.

Stimplex_transparente¿Qué se puede hacer en la práctica y en momentos donde ya se tiene el estrés y se inicia un proceso de agobio de vegetales, hasta la afección total de la producción del cultivo?

Así se apliquen sistemas de Agricultura Limpia, de todos formas los factores bióticos y abióticos pueden ser limitantes, en este caso se recomiendan dos maneras de recuperar plantas por estrés:

1. Controlar la o las causas; algunos ejemplos: un sistema inmediato de drenaje con inversión en infraestructura a largo plazo, en caso de bajas temperaturas un sistema profiláctico usando la tecnología de punta en prevención y calentamiento dentro de espacios controlados, actualmente disponibles, otro caso es el de uso racional y medido de pesticidas; dosis mínimas efectivas, supresión de sobredosis por deficiencias en las aplicaciones, rotación de pesticidas por mecanismo de acción y con productos biopesticidas o controladores biológicos para aminorar el impacto y cambio y desarrollo de nuevos métodos agronómicos físicos y culturales

2. Recuperar las plantas; Las plantas pueden ser recuperadas, pero se debe tener en cuenta que los tejidos afectados y el impacto por afección de ciclos vitales es irreversible, pero si se ataca y controla la causa hay posibilidades de recuperar y mitigar el daño con el uso de Activadores de Plantas o combinaciones de elementos nutritivos, con Balance hormonal (Citocininas, Giberelinas, Auxinas, ABA y Etileno), con Vitaminas y Cadenas de Péptidos con aminoácidos libres, una afinada frecuencia de aplicaciones, a dosis muy reguladas y en general muy bajas, debe causar dos efectos principales y positivos: antioxidación, aceleración en transporte de metabolitos desde la fuente( hojas, tallos ,etc.), mayor producción de división celular y acumulación más eficiente de metabolitos en los vertederos cosechables ( flores , frutos, rizomas, tubérculos, etc.).

Más información. Hernando A. Pabón P. Fisiólogo. hernando.pabon@adn.com.co

Posted in Colombia, Hallazgo de Mercado, PerúComments (0)

Oportunidades: El agro padece por falta de conocimientos útiles

Oportunidades: El agro padece por falta de conocimientos útiles

articulo_crecimiento_sectorFuente: Periódico el Agro /Edición 24.

Por: Polan Lacki. Ex-director CIAT.

Los directores, profesores y extensionistas deben abandonar la cómoda actitud de quejarse, de presentar justificaciones poco consistentes, de echar la culpa a los demás y de seguir esperando que los demás resuelvan los principales problemas de la educación rural.

Está circulando en América Latina una propuesta diferente en materia de desarrollo agrícola y rural. Esta sugiere reemplazar el Estado paternalista por un Estado educador que ofrezca a los productores rurales una educación tan emancipadora que ellos sencillamente no necesiten del paternalismo gubernamental. La propuesta se fundamenta en la constatación de que, como regla general:

  1. Los agricultores con mayores dificultades y problemas económicos son coincidentemente los más ineficientes, ya sea como productores, como administradores de sus fincas, como compradores de los insumos o como comercializadores de sus cosechas.
  2. Ellos son ineficientes no necesariamente porque les falten políticas agrícolas, créditos o subsidios, grandes inversiones, garantías oficiales de comercialización u otras ayudas gubernamentales, sino porque ellos no saben desempeñarse con la eficiencia y el profesionalismo que requiere la agricultura, altamente competitiva, del mundo globalizado.
  3. Está demostrado que es exactamente en esta debilidad (en la falta de nuevos conocimientos, habilidades, actitudes y valores) donde reside la gran causa generadora de los problemas de los agricultores y por ende de la agricultura.
  4. Está indicado que esta debilidad es consecuencia directa de la mala calidad de nuestro sistema de educación rural (escuelas fundamentales rurales, facultades de ciencias agrarias, escuelas agro técnicas y servicios de extensión rural).
  5. Están identificadas y descritas las medidas, muchas de ellas sencillas y de bajo costo, que el referido sistema de educación rural podría y debería adoptar para corregir sus inadecuaciones y debilidades.
  6. Está demostrado que la adopción de gran parte de tales medidas correctivas está al alcance de los propios directores de las escuelas, profesores y extensionistas; en muchos casos sin necesidad de contar con decisiones políticas de alto nivel o con recursos adicionales a aquellos que las instituciones de educación ya poseen.

Los “clientes” necesitan aprender

A pesar de todo lo descrito en el párrafo anterior, el mencionado sistema sigue ignorando los daños que la mala calidad de la educación está produciendo en el desempeño de la agricultura y de los agricultores; y está subestimando la necesidad de realizar una urgente transformación curricular y pedagógica.

Las referidas instituciones educativas siguen actuando como si no tuviesen nada que ver con los daños que la inadecuada educación está produciendo en la vida de los habitantes rurales, como por ejemplo: la bajísima productividad de la mano de obra, la falta de rentabilidad en la agricultura, el desempleo y subempleo, la pobreza y el éxodo rural.

Cuando son requeridos a promover los cambios necesarios, los educadores suelen afirmar que no pueden corregir las ineficiencias y debilidades de ellos mismos y de sus respectivas instituciones, porque faltan decisiones políticas, aportes presupuestarios adicionales, mejores instalaciones, computadoras con acceso a Internet, mejores sueldos, etc.

Sin embargo, al analizar tales justificaciones, con objetividad y sin “emocionalismos”, es fácil darse cuenta que la falta de esas ayudas externas, no necesariamente está impidiendo que ellos mismos corrijan y mejoren gran parte de lo que puede ser corregido y mejorado sin recibir apoyos adicionales.

En América Latina tenemos muchos ejemplos en los cuales los gobiernos han incrementado las asignaciones presupuestos- tarifas y mejorado los sueldos de los educadores pero la calidad de la educación sencillamente no ha mejorado.

¿Educación emancipadora?

En primer lugar debe empezar por quienes están sufriendo y pagando las consecuencias de las “disfuncionalidades” e inadecuaciones del sistema de educación rural. Si los propios agricultores (y los demás integrantes de las cadenas agroalimentarias que también están siendo afectados por la baja calidad educativa) no se organizan para EXIGIR y  PRESIONAR en pro de una educación acorde a sus necesidades, sencillamente sus demandas seguirán siendo ignoradas.

Sin embargo, si los referidos demandantes elaboran una sólida fundamentación de sus exigencias y reivindican medidas que realmente están al alcance del sistema educativo, éste no tendrá argumentos ni motivos para dejar de atenderlas.

Las protestas que históricamente los agricultores han hecho frente a los bancos de crédito rural, a partir de ahora deberán hacerlas frente a las instituciones de educación agrícola, formal y no formal. Tales protestas deberán perdurar hasta que:

1)     Los directores y profesores de las facultades de pedagogía reconozcan que gran parte de la mala calidad educativa de las escuelas fundamentales rurales, y también de las urbanas, se debe a la inadecuada formación de los maestros que de ellas egresan.

2)     Los directores y profesores de las facultades de ciencias agrarias y de las escuelas agrotécnicas reconozcan que la principal causa del desempleo de sus egresados y del modesto impacto de cambio de los servicios de extensión rural es la inadecuada y teórica formación de los profesionales y técnicos.

3)     Los directores y profesores de las escuelas fundamentales rurales reconozcan que gran parte de la “repitencia” y de la deserción escolar y también del subdesarrollo imperante en las zonas rurales se deben a la descontextualización e irrelevancia de muchos de sus contenidos curriculares.

4)     Los directores y extensionistas de los servicios estatales de extensión rural reconozcan que gran parte de la falta de rentabilidad en la agricultura y de la pobreza rural se debe a que dichos servicios – por debilidades técnicas, inadecuacionesmetodológicas y “rigideces” burocráticas – no están siendo capaces de difundir, rápida y masivamente, tecnologías de fácil adopción y de bajo costo, con el propósito de que los propios agricultores puedan solucionar sus problemas, sin necesidad de ayudas paternalistas.

Sin embargo, tener la actitud de reconocer esa “mea culpa” no es suficiente; los educadores deben reconocer y actuar en el sentido de corregir y/o eliminar aquellas muchas distorsiones que están a su alcance hacerlo.

Polan Lacki. Ex-director CIAT. Polan.Lacki@onda.com.br. Polan.Lacki@uol.com.br

Posted in Colombia, Hallazgo de Mercado, PerúComments (0)

Perú: Dinámica Agropecuaria 1997 – 2009

Perú: Dinámica Agropecuaria 1997 – 2009

A continuación se publica un análisis del Sector Agropecuario de Perú en el período 1997 – 2009.

peru

{filelink=2}

Posted in Hallazgo de Mercado, PerúComments (0)