No se trata del más barato, sino de la mejor relación costo/beneficio

No se trata del más barato, sino de la mejor relación costo/beneficio

Muchos agricultores siembran sin saber, a ciencia cierta, cuáles son las características y propiedades del suelo donde van a cultivar. Esto es como sembrar a ciegas porque podría invertir mucho dinero en abonos y fertilizantes que el suelo no estaría necesitando o aplicando dosis insuficientes o exageradas. O el efecto contrarío, se estaría aplicando insumos no pertinentes para el tipo de cultivo o suelo en el que se busca trabajar.